METIDAS DE VERGAS POR EL CULO HASTA EL TRONCO

Imagino tu cuerpo moviendose encima del mio, tu pelvis bien pegada a mis nalgas, tu capullo caliente y humedo apoyado en mi ojete, abriría paso a tú gruesa y fuerte polla, dura como la piedra, yo chillaría al sentir como estirabas y rasgabas mi ano cuando empezabas a llenarme. Empalado hasta el fondo sentiría chocar tus huevos contra mis nalgas mientras me follabas con fuerza y deprisa. Explosionaste como un volcán mi tunel se humedeció y llenó, entre fuertes espasmos, con tu caliente y abundante semen… Cuando la sacaste me sentí relajado, pero duró poco, enseguida, volviste a empalmarte y abriendome las piernas con tus muslos, volviste a penetrarme. Durante largo tiempo sentí la fricción de tu verga, ya no podía más, seguiste follandome sin prestar atención a mis suplicas. De pronto sin tocarme y sin esperarlo, empecé a correrme. Primero yo y después tú, alcanzamos un orgasmo demoledor.
Texto enviado por Sergio. 

Leer más: http://chongueros.blogspot.com/#ixzz2XXzMNiLZ

Leave a Reply